¿ES POSIBLE UNA FIESTA SIN PLÁSTICO?

Desde hace algún tiempo estoy anotando ideas para un nuevo artículo, el tema lo tengo definido desde el inicio y es acerca de la abundante cantidad de plástico de un solo uso en las fiestas infantiles. El hecho es que acabamos de celebrar el cumpleaños de mi hijo mayor, tres celebraciones, todas con diferentes prácticas de cuidado ambiental y no solo por nuestra parte, como organizadores, sino también de algunos familiares y amigos.

Cada vez que asisto a una fiesta infantil me hago preguntas como: ¿por qué es necesario dar chicha morada o refresco en botellas de plástico?, ¿no basta con la que sirven durante la fiesta? O, si han gastado tanto, ¿por qué no consideran al menos reemplazar las bolsas plásticas (usadas para las golosinas) por bolsas de papel?

La moda y el consumismo están bastante ligados a la contaminación ambiental y a su vez a diversos aspectos y momentos de nuestra vida. Como por ejemplo las celebraciones de cumpleaños, fechas importantes o reuniones con amigos. Siempre queremos estar a la moda y tener la decoración y artículos de fiesta de temporada. Todo bien con esto, conseguimos una fiesta maravillosa de ilusión y fantasía. El problema surge cuando la moda va totalmente en contra de la naturaleza. ¿Por qué? Pues porque ahora es un factor común usar abundante plástico de un solo uso en las fiestas, generado además de manera innecesaria e inconsciente y es que sobre pasa hasta la idea del “facilismo”, generando incluso más trabajo a mi parecer o más gasto cuando mandas a preparar todo.

¿Qué es lo que está de moda ahora? Vasos con tapa y sorbete, botellas plásticas con jugo o gaseosa (adicional al refresco que ya entregaron en vasos descartables), golosinas que ya traen un empaque envueltas en nuevo papel con el nombre del cumpleañero y la temática de la fiesta impresos y muchas otras prácticas para nada ecológicas.

En este artículo reemplazaré los comentarios que pueden verse como críticas, por sugerencias y consejos de cómo hacer una fiesta o celebración aplicando ciertas prácticas ecológicas y evitando el plástico, así que retomo el tema del cumpleaños de mi hijo.

Los que siguen a la comunidad corazón verde ya conocen nuestro kit de vasos y platos de plástico reutilizable, además saben que reutilizamos la decoración.

Dos de las celebraciones las organicé yo y fueron sin plásticos de un solo uso, no hubo golosinas, así que no tuvimos desechos de empaques plásticos, la decoración fue de papel y sin globos, el pop corn se entregó en bolsas de papel, así como también los bocaditos. Para la primera celebración, en el colegio, tuve que entregar la torta en cajitas de papel (llevé platos reutilizables, pero por la restricción de tiempo fue necesario entregarla para llevar) y el regalo sorpresa para todos los niños ha sido una sensación y me siento feliz por ello, con la intención de evitar los juguetes de plástico y basándome en la temática de la celebración (súper héroes), entregamos capas de tela, capas que todos los niños han disfrutado al máximo desde el momento en que las recibieron, muchas mamás del aula me escribieron y enviaron fotos de sus niños que pasearon, comieron y durmieron con sus capas. Estos mensajes han sido motivadores para mí y me llenaron de alegría, más alegría de la que ya sentía. Por otro lado, este regalo además de alegrar a estos niños y evitar el plástico, tenía como objetivo adicional, mostrarles que niños y niñas tienen los mismos derechos y poderes, que son libres de escoger y usar el color y el súper héroe que más les guste.

La segunda celebración fue en un parque, un parque con mucha área verde. Fue una gran celebración, niños y adultos estuvimos felices. Esta también fue una celebración con cero plásticos de un solo uso, usamos la misma decoración, los mismos bocaditos y las mismas sorpresas. La torta la serví en platos reutilizables y quienes quisieron
llevarla a casa, lo hicieron en bolsas de papel.

En esta celebración, dos de las mejores amigas de este corazón verde, se esforzaron en aplicar algunas prácticas ecológicas que ya les he recomendado, las dos evitaron utilizar papel de regalo y además una de ellas evitó el plástico en su regalo, ¡un éxito!

Al finalizar la celebración nos encargamos de recoger cada papelito arrojado por los niños o que el viento llevó al lugar incorrecto, el parque quedó limpio y en orden y además educamos
con nuestro ejemplo e iniciativa
, a niños y adultos acerca de la importancia de cuidar el medio ambiente y que somos nosotros mismos quienes debemos hacer el cambio ya.

La tercera celebración fue una sorpresa de la familia, quienes si compraron golosinas, pero no usaron globos, ni plástico de un solo uso como vasos y platos descartables, ni bolsas
plásticas.

Así demostramos una vez más que si es posible evitar el plástico, reemplazarlo con otros materiales menos dañinos para el ambiente. Además hemos comprobado que nuestra comunidad Corazón Verde, está cumpliendo su objetivo de concientizar a otras personas y animarlas a aplicar prácticas ecológicas. 

Fácil no es, me ha tomado varias horas sin dormir y he necesitado calma y paciencia, PERO ¿qué mamá no se siente motivada al pensar en la alegría y felicidad que le generará a sus hijos? Claro que esa alegría y felicidad se generará con plástico o si él, pero como siempre les digo: debemos educar con nuestro ejemplo, ¿qué mejor que generar conciencia ambiental desde pequeños? Se siente muy bien ver felices a nuestros hijos y saber que además de hacerlos felices, estamos siendo responsables con nuestro planeta y solidarios con todos los que lo habitamos.

Los regalos sorpresa de plástico pueden ser más económicos, pero por ejemplo lo que ahorras al dejar de comprar golosinas en exceso, puedes usarlo en crear regalos menos contaminantes.

Recuerda: 

NO TIENES QUE SER PERFECTO, PERO TIENES QUE HACER ALGO.